Inicio > Noticias > "Reconocimiento de los derechos humanos de ...

"Reconocimiento de los derechos humanos de las personas trans en la plataforma electoral y programa de gobierno de AMLO"


  • Cartas a NotieSe
  • Angie Rueda. Foto: Guillermo Montalvo Fuentes
    México DF, febrero 22 de 2012.
    "Reconocimiento de los derechos humanos de las personas trans en la plataforma electoral y programa de gobierno de AMLO"
     
    1.- Como ciudadana mexicana que siempre se ha ubicado y apoyado las causas y a las/los candidatas/os de izquierda, reconozco el avance de las posiciones del documento Propuesta Programática 2012. Un país de Iguales, con Justicia, Libertad y Soberanía, presentado el pasado martes 7 de febrero por Cuauhtémoc Cárdenas y bienvenido por el candidato presidencial de las izquierdas, Andrés Manuel López Obrador. Considerando su falta de posicionamiento, a lo largo de su trayectoria, con respecto a los temas de la población de la diversidad sexogenérica y a lo limitado de las que asumió con respecto a las cuestiones de género, lo que ocurre también con López Obrador, representan un avance el apoyo que ahora da a las uniones de parejas del mismo sexo (incluyendo su derecho a la adopción) y el reconocimiento que hace del que debe asistir a las mujeres para la interrupción legal del embarazo, ambos derechos en las mismas condiciones en que se han establecido en el Distrito Federal.
     
    2.- De manera semejante, he manifestado públicamente que votaré y apoyaré la candidatura de López Obrador, aun cuando considero que la de Marcelo Ebrard hubiera representado la propuesta de una izquierda moderna, más acorde con las necesidades y posibilidades de nuestros días, particularmente por lo que hace al reconocimiento, garantía, protección y promoción de los derechos de la población LGBTTTI que -como todas/os sabemos- no fueron apoyados por López Obrador y sí por Ebrard. No obstante, lo haré ante los hechos fundamentales, por un lado, de que la definición del candidato de las izquierdas partidistas no condujo (aunque hay aún riesgos por delante como el de la determinación de las candidaturas a los otros puestos de representación popular) y a la necesidad de evitar que regrese el Partido Revolucionario Institucional al poder o que continúe el Partido Acción Nacional al frente del rumbo de la Nación.
     
    3.- He de señalar, sin embargo, de nueva cuenta la ausencia en la propuesta de Cárdenas y en los pronunciamientos de López Obrador, de manera semejante a lo que ocurrió durante la reforma del párrafo tercero del artículo 1° constitucional, que llevó en junio de 2011 a la constitucionalización de los derechos humanos -cuando, en contra de propuestas surgidas en la propia izquierda, las y los legisladores de ésta no incluyeron a la "identidad de género", en las modificaciones que llevaron a la inclusión del término "sexuales" entre los causales de la discriminación que ese artículo prohíbe- del tema de la identidad de género y del reconocimiento de los derechos y la dignidad de las personas trans (transexuales, transgenéricas, travestistas, variantes de género).
     
    4.- La cuestión de la identidad de género -es necesario insistir- no es la misma que la de la orientación o preferencia sexual. Las personas trans tenemos demandas compartidas con homosexuales, lesbianas y bisexuales, pero también situaciones, necesidades y reivindicaciones específicas. No somos las/os hermanas/os menores que aceptamos ir a la cola, no somos la mera imagen de la iconografía LGBT. No estamos dispuestas/os a seguir viendo pospuestos nuestros derechos y dignidad hasta el momento en que las y los políticos se sensibilicen y entiendan, o para no asustar a las clases medias o hasta que se cumplan los legítimos derechos por orientación o preferencia sexual.
     
    5.- Demandamos el reconocimiento a la personalidad jurídica de la identidad de género de las personas trans en todo el país, lo que implica reformas legislativas en leyes federales y la adopción de políticas públicas; reivindicamos el acceso a una atención sanitaria específica para las personas trans, de calidad (que incorpore los adelantos de la ciencia en el mundo) y públicamente cubierta por el Estado, en tanto derecho humano a la salud (lo que no implica la patologización de la condición de género de las personas trans, de manera semejante a como hoy se sabe que no es un padecimiento la condición de embarazado de las mujeres o de desarrollo de las y los niñas/os y adolescentes), consagrado en instrumentos internacionales de Derechos Humanos suscritos y ratificados por nuestro país y en el artículo 4° de la Constitución (el derecho a la protección de la salud); acceso a un empleo decente sin discriminación, como lo establece la Organización Internacional del Trabajo; la prevención, sanción y eliminación de los crímenes de odio por transfobia en contra de las personas trans, lo que implica, entre otras acciones, su tipificación junto a la de los crímenes de odio por homofobia (y otras causales) en el Código Penal Federal; el reconocimiento e incorporación de las mujeres y los hombres trans en las leyes generales y estatales, en los programas federales y locales y en los presupuestos que se plantean la igualdad entre mujeres y hombres y asegurar a las mujeres el acceso a una vida libre de violencia, lo cual implicará el reconocimiento de la diversidad de hombres y mujeres que habemos en México y en el mundo, entre otros asuntos cruciales que forman parte de la agenda trans.
     
    6.- Sabemos que en los casos de las y los aspirantes a la llamada candidatura de la diversidad sexogenérica (con un lugar seguro en la cuarta circunscripción plurinominal) del Partido de la Revolución Democrática (PRD) (al menos por lo que hace a Lolkin Castañeda, Jaime López Vela y Manuel Oropeza) -quienes en diferentes momentos se han pronunciado y han participado, con mayor o menor congruencia y fortuna, en la reivindicación, defensa y promoción de nuestros derechos, particularmente por lo que hace a las reformas legislativas en la Ciudad de México que llevaron al "Levantamiento de una nueva acta por reasignación para la concordancia sexogenérica", aprobada en la Asamblea Legislativa del Distrito Federal el 29 de agosto de 2008 y que entró en vigor el 24 de noviembre de ese año, así como en incorporación de mujeres trans en la estructura partidista del PRD y del Partido del Trabajo abierta a la población LGBTTTI- también han hecho público su compromiso con el reconocimiento de los derechos humanos de las personas trans. A quien vaya a ocupar la candidatura de la diversidad haremos llegar en su momento estas demandas y reivindicaciones.
     
    7.- Tomando en cuenta este conjunto de razones, en lo personal, exijo a Andrés Manuel López Obrador y a las y los partidos que conforman el Movimiento Progresista a que incorporen de manera clara y específica (sin ambigüedades) el reconocimiento, defensa y promoción de los derechos humanos, y en concreto de los anteriormente enlistados, de las personas de la población trans, en la Plataforma Electoral y Programa de Gobierno del candidato presidencial y de los/las demás candidatos/as a los distintos puestos de representación popular que se elegirán el domingo 1 de julio.
     
     
    Angie Rueda
    Mujer activista transexual

    Suplemento Letra S

    No. 219 | octubre 02 de 2014
    Una guía para el trayecto La sexualidad es una parte integral de las personas y el caso de la población migrante no es la excepción.
    México 2014. NotieSe, Agencia especializada de noticias.
    Canarias 45 Col. San Simón Ticumac C.P. 03660,México, D. F.
    Tel.: (55) 5532-2751
    Desarrollo web por Alexandría, Consultoría Informática
    Comentarios y Sugerencias al Webmaster