Inicio > Cultura > La Pontífice. El mito a la ...

La Pontífice. El mito a la pantalla grande


  • Iglesia medieval rompe reglas ante el talento de una mujer
  • El filme está basado en la obra Pope Joan, del escritor Woolfolk
  • Leonardo Bastida Aguilar
    Imagen del filme.
    México DF, abril 26 de 2010.
    En el año 814 después de Cristo, las oportunidades para que una mujer realizará algo más allá de estar en su hogar y tener hijos eran nulas. Este período conocido como la Alta Edad Media tenía la característica de carecer de un espacio público para las mujeres y dejar a la sabiduría de Dios, por medio del hombre, el devenir del mundo.
     
    Johanna nació en el seno de la familia de un sacerdote conservador, el cual cree que una de las peores maldiciones que le ha enviado Dios es tener una hija, y no un hijo que pueda avocarse a la diseminación de la fe cristiana. Al interior de su hogar, cada palabra o pensamiento blasfemo, son castigados con severidad al grado de preferir cegar la vida de alguien a escuchar herejías.
     
    Sin embargo, algo inesperado ocurre al seno de su familia. La inquieta Johanna resulta ser una talentosa aprendiz de latín, griego y las sagradas escrituras, al grado de superar de manera clara a su hermano Johannas, discípulo directo de su padre y previsto heredero de su sabiduría.
     
    Descubierta por un monje, Johanna verá un futuro distinto cuando es llamada por los obispos para continuar sus enseñazas. A partir de este momento las reglas de la Iglesia católica se ponen en entredicho ante la brillantez de Johanna quien debe cambiar su rol femenino por el masculino para alcanzar las más altas esferas de la jerarquía eclesiástica y convertirse en Papa.
     
    La Pontífice, filme alemán de 2009 basado en la novela de Donna Woolfolk, Pope Joan, dirigida por Sönke Wortmann, retoma una de los secretos más guardados del Vaticano, la existencia de una Papa mujer, (La papisa Juana).
     
    Desde el siglo XIII comenzó a discutirse esta leyenda, la cual, de acuerdo con la Enciclopedia Católica, posee dos versiones, la del monje dominico, Jean de Mailly, quien incluyó este relato en su libro “Siete dones del Espíritu Santo” y advierte que los hechos ocurrieron alrededor del año 1100 DC. La narración cuenta que la papisa, vestida como hombre, logró ser nombrada Papa, un día salió a pasear a caballo y dio a luz a un hijo, lo cual provocó la condena pública y su muerte por lapidación.
     
    La segunda versión la da Martín de Troppau, quien vivió en la Curia romana y fue penitenciario del Papa, fue la primera que dio el nombre a la papisa. De acuerdo con esta versión, su nombre era John de Mainz, y ocupó la silla papal dos años. Sin embargo, durante una procesión en Roma de la basílica de San Pedro a la basílica de San Juan de Letrán, dio a luz un niño y murió de inmediato.
     
    Esta leyenda, descalificada por la misma jerarquía católica, revive una vez más por medio de la dirección de Wortmann, quien en La Pontífice, retrata como la Iglesia medieval debe ceder a la evasión de sus propias normas ante el talento de una mujer.

    Suplemento Letra S

    No. 219 | octubre 02 de 2014
    Una guía para el trayecto La sexualidad es una parte integral de las personas y el caso de la población migrante no es la excepción.
    México 2014. NotieSe, Agencia especializada de noticias.
    Canarias 45 Col. San Simón Ticumac C.P. 03660,México, D. F.
    Tel.: (55) 5532-2751
    Desarrollo web por Alexandría, Consultoría Informática
    Comentarios y Sugerencias al Webmaster